Conecta con nosotros

Tiro

¡LA CARA A Y B DEL DEPORTE!

Tiro con Arco. Opuestos.

Sabemos que es el balón quien manda en nuestro mundo, no nos cabe duda…
Tras él, nos encontramos los demás deportes; los pequeñitos, los poco mediáticos, los que vivimos en las sombras.

 

La CARA A, es simplemente: Extraordinaria.

¡Pero qué afortunados somos! La satifacción que te da el deporte es difícil compararla a nada más. He dado varias vueltas al mundo con un arco en la mano. He roto a llorar 4 veces en un campo de tiro, las recuerdo a la perfección. Para mí, formarán parte de mi paso por el deporte; el desatar tus emociones sin verguenza a las eternas fotos con pucheros 😉 . El sentimiento del trabajo bien hecho.

Equivocarte y acertar con las personas que te rodean. La infraestuctura que se forma alrededor de un sueño, TU sueño al fin y al cabo. Personas y empresas que creen en ti, que te apoyan y ayudan, desinteresadamente. Es un privilegio.

Y por supuesto, la familia. Son quienes soportan las ausencias y quienes se convierten en  incondicionales. Son la red de seguridad, quienes nos empujan a arriesgar…son los culpables de nuestros triunfos.

Los que nos marcan con sus frases: “tu cariño, haz 10s y los demás que hagan lo que quieran.” “Con el paso del tiempo, la única que recordará tus logros, eres tu.” Y la mejor de todas: “Para quedar 9º, no sé para que vas.” 🙂

Buscando el equilibrio entre mi vida ordinaria y la extraordinaria, encontré la felicidad. Vivo un momento dorado en mi vida.

 

La CARA B, es a veces, pesada.

Vivo entre el “no te pases” y el “¿qué te pasa?”. He diseñado mi vida en función del deporte de alto nivel y por supuesto, soy feliz. Pero siempre está la duda de si tomar decisiones en función del deporte es lo más inteligente, a veces, no lo es y hay que aplazar un proyecto deportivo o vivir la vida real.

Las expectativas ajenas son difíciles de llevar, las propias, son peligrosas.            Disparar sin pensar en nada ni en nadie es complicado. Lleva años de entrenamiento y no todos lo consiguen. Competir por y para ti, ahí está la clave.

Y ¿cómo no?, las críticas. Los que no pueden masticar su fracaso y su ego a la vez, es normal que acaben vomitando. Aprender a vivir con ellas y estar por encima. Mientras mejor seas y más subas, más habrá. Estamos expuestos.

Sentir que deberías haber hecho más, tener varias horas de regreso a casa y sentirte culpable por la flecha que fallaste. Tener a cientos de personas siguiendote, esperando ver como ganas… y fracasar.

Aprender a olvidar…dar el siguiente paso. Pensar en al siguiente competición, no hay tiempo que perder… ¡la próxima oportunidad espera!…

Hagamos historia.

 

Pulsar para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes

Anuncio

Más en Tiro

Colaboradores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies