Conecta con nosotros

Voley

Estamos orgullosos de vosotras…

Los que alguna vez fueron campeones, tuvieron que perder miles de veces para serlo. No es una frase que pretenda justificar nada, pese a la gran hazaña lograda, la derrota es un castigo duro para tanto esfuerzo, pero la vida es así, ahora toca sentarse, analizar los datos, seguir entrenando y volver más fuertes.

Resultado del partido

El Atlas Arena de Lodz me puso la piel de gallina desde el segundo 1, más de 8000 personas se vistieron con los colores de su país, y fueron a animar a sus mujeres de una manera apabullante, cosa inaudita en nuestro querido país, ni por deporte ni por género, la jugadora número 8 (el público) hizo el mejor partido de la historia, animó sin descanso a las suyas siempre respetando al rival, cosa natural en este deporte y lamentablemente motivo de noticia en otros.

Escamilla celebra con rabia un potente remate logrado con la colocación de Caro

Las Polacas salían como favoritas, jugaban en casa y nosotras éramos la rival, no habíamos preparado a nuestras chicas para esto, se veían en sus ojos llorosos la mezcla de alucinación por estar en la pista siendo el objetivo de tantas miradas con la presión de que eran del equipo contrario.

¡Ay sin España las apoyásemos así!

Mientras esa envidia sana me recorría el cuerpo, las polacas comenzaron a hacer su trabajo, mucho más fácil cuando tienes tantísimo apoyo, nuestras leonas no lo pusieron fácil, pero el primer set cayó de manera fluida del lado del equipo dirigido por Jacek Nourocki, el veterano entrenador observaba tranquilo su obra de ingeniería mientras esta funcionaba con cada engranaje en su sitio. Pero en el segundo set algo comenzaba a forzar la máquina, el bueno de Jacek no comprendía cual era la fisura, no la había, era el corazón de nuestras leonas levantándose una y otra vez y poniendo en aprietos a las Polacas, Remates que entran, bloqueos dentro, salvadas épicas (Alba Sánchez me pusiste la piel de gallina cada vez que tocabas el balón) Si yo hubiese estado en Lodz hubiese rugido como ellas haciéndome escuchar por encima de esas más de ocho mil voces polacas. Malwina Smarzek-Godek no paraba de hacer muecas de desaprobación, Agnieszka Kąkolewska desencajaba su mandíbula con su 1,99 dando más que miedo, pero una pletórica Ana Escamilla y la potencia de Jessica Rivero pusieron contra las cuerdas a las polacas una y otra vez, Mabel Caro mareaba al bloqueo polaco Helia tiraba de galones… era todo tan bonito, que cada vez que Stysiak venía a despertarnos la impotencia se apoderaba de mí. pero ellas, nuestras leonas, volvían a levantarse y a seguir luchando. Acabó el segundo set con mismo resultado aunque les costó 2 minutos más poder arrebatárnoslo y más de un dolor de cabeza.

Las leonas celebran un punto

Y con ese sabor de boca se llegó al tercer set, el que les podría dar la vida o mandarlas para casa, Saurín las alentaba, ellas no bajaron los brazos, sacaron las garras, Ariadna Priante sustituía a Majo Corral y le colocaba un sonoro gorro a Kąkolewska que le alegró la noche a ella y a los que estábamos viéndolo, mi grito hizo saltar a mi perro por la intensidad y la rabia contenida, lograron ponerse delante en el tercer set, quisimos creer en los milagros, Lucrecia Castellano tenía los ojos llorosos, María Segura también, el míster Polaco se veía nervioso, ya en el segundo set tuvo que consumir los 2 tiempos libres, al saque Helia, no sabéis lo que adoro a esta jugadora, es genial, se la jugó, yo también lo hubiese hecho, pero la red nos devolvió a la realidad ante el júbilo del Atlas Arena.

Estadísticas del partido

Tras un partido así, donde David no pudo con Goliath pero luchó cuerpo a cuerpo con él, uno se queda compungido, no por la derrota, pues era lo esperado, sino porque lo habéis hecho tan bien, que da pena que no tuvieseis el premio que merecéis.

Las estadísticas nos dejan reflejadas una gran labor en defensa con 66 recepciones, 14 más que ellas y un gran trabajo en red, solo nos cazaron 3 block in y nosotros les hicimos 5. Dicho esto solo resta deciros que estamos muy ORGULLOSOS y que estamos deseando veros jugar otra vez, el corazón no da victorias siempre, pero siempre hace que nos enamoremos de vosotras.

Pulsar para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Voley

Colaboradores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies