Conecta con nosotros

Karate

¡¡DISFRUTAR CON LO QUE HACES SIEMPRE ES LA MEJOR OPCIÓN!!

Compito para dar lo mejor de mí en cada campeonato sin pensar en demostrar nada solo en DISFRUTAR.

Perdonadme que haya pasado tanto tiempo sin escribir, pero Diciembre es un mes de locos.

Después de mucho pensar en esta última entrada del Blog del año os hablaré de una de las cosas más importantes en un deportista. La parte psicológica. Se nos olvida que, como todo el mundo, tenemos que gestionar nuestras emociones y sentimientos y eso, cuando estás en un nivel alto de competición, puede resultar difícil.

Al final cuando vamos a un campeonato y ganamos todo compensa, las horas de entrenamiento, el tiempo que no le dedicamos a nuestros seres queridos, el estrés, todo lo que se sufre para intentar estar en el más alto nivel compensa cuando te cuelgan esa medalla en el cuello, pero claro, no siempre se gana…

Puede pasar, y pasa, que después de un año intenso preparando un objetivo llegue ese momento y las cosas no salgan como esperas, porque en nuestro deporte, en mi modalidad, por ejemplo, te lo juegas a un Kata, a unos 3 minutos de media que puede durar un kata y en el que tienes que demostrar para lo que llevas luchando mucho tiempo. ¿Y si no sale bien? ¿y si me caigo? preguntas que pueden surgir en la cabeza de cualquier deportista, tanto de Karate como de cualquier otro deporte que se lo juegue todo en un instante. Es ahí donde tu cabeza tiene que ser fuerte.

Muchas veces el límite está en nuestra mente y nuestro peor enemigo somos nosotros mismos.

Debemos evitar los pensamientos de ansiedad antes de la competición, debemos olvidar esas frases negativas que a veces salen en nuestra mente y sobre todo evitar la presión que nos ponemos nosotros mismos que nos genera un estrés innecesario y normalmente baja nuestro rendimiento. Además de todo esto tenemos que ser conscientes que hay factores externos a nosotros que también influyen en las competiciones y hay que aprender a que nos afecte lo menos posible.

El cuerpo y la mente tienen una estrecha relación. Cuando experimentas cualquier emoción nuestro cuerpo lo demuestra con diferentes respuestas, sudor, aumento de las pulsaciones, mayor dificultad para respirar, sequedad en la boca…Se podría decir entonces que es igual de importante entrenar el cuerpo que la mente para que seamos capaces de controlar esas respuestas del cuerpo a una situación de mucho estrés lo mejor posible.
Necesitamos concentración, atención, motivación…y la necesitamos en nuestros entrenamientos y en la competición.

Necesitamos conocernos, saber en qué momento estoy, tanto físico como psicológico. Tenemos que saberlo cuando entrenamos, antes de competir y durante la competición.

Una de las cosas que yo creo muy importantes en esos momentos pre competición que tanto estrés genera es la visualización. Yo, por ejemplo, el día antes de competir, justo cuando voy a meterme en la cama, visualizo todo el campeonato, como quiero que me salga todo. Al final en nuestra modalidad compites contra un oponente que sale expone su trabajo y luego lo haces tú. Una vez el psicólogo de la federación española nos dijo algo que se me quedo grabado y desde entonces lo aplico siempre.

´´Que importa como lo haga el otro competidor, sal y demuestra tu mejor trabajo así si te ganan sabrás que ha sido porque en ese momento él fue mejor que tú´´

A veces te centras en mirar al competidor, en pensar lo bueno que es o en lo bien que tendrás que hacerlo tú para poder ganarle, o lo contrario, y al final lo importante es siempre dar lo mejor de ti. Ahí está el secreto, salir a disfrutar y a demostrar quién eres tú, sin miedos, sin dudas, solo creyendo en ti harás que el que te ve desde fuera disfrute igual que lo haces tú. Es como cuando te dicen:

`Si no te quieres tu primero no podrá hacerlo nadie´, pues con esto pasa lo mismo.

Yo tuve una época, hace unos 4 años, en los que pensé en dejar la competición. Después de haber estado en el equipo nacional y salir mi motivación ya no era la misma, mi mente no respondía igual y a veces te planteas que no te compensa. Pero un día me levanté pensando en que si quería seguir si quería volver a pisar el tatami como lo había hecho siempre tenía que ‘’querer hacerlo’’ al final lo importante era yo. Sentirme bien con lo que hacía. Y así lo hice. Empecé a entrenar más y mejor. Con otra mentalidad. No pensaba en demostrarle nada a nadie solo pensaba en entrenar para disfrutar de este deporte que es parte de mi vida. Ni si quiera pensaba en volver a entrar en el equipo nacional solo empecé a entrenar para mí.

¡¡Y vaya si lo disfruté!!

Hoy por hoy mis sensaciones son las mismas. Compito para dar lo mejor de mí en cada campeonato sin pensar en demostrar nada solo en DISFRUTAR.

Ganes o pierdas lo importante es sentir que diste lo máximo posible. Ganes o pierdas lo importante es volver a ponerte el kimono y no rendirte nunca.
Sin más me despido deseándoos una feliz navidad y un gran 2018.

Espero que todos vuestros sueños se hagan realidad, pero recordad que para que lo hagan tenemos que luchar por ellos, porque…

‘’LOS SUEÑOS NO TIENEN LIMITES ASI QUE…SIGAMOS SOÑANDO’’

Paula

3+
1 Comentario

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Karate

Colaboradores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies