Conecta con nosotros

Halterofilia

¡COMIENZOS DIFICILES EN EL 2018!

Creo que ha sido una decisión difícil, pero es la mejor de todas las opciones que había.

Comienza la temporada y no de la mejor manera, o por lo menos, no de la forma que esperábamos.

Como ya sabeis, en el mundial, a finales del año pasado, no fue muy bien. Arrastramos un montón de molestias físicas que nos han limitado toda la preparación y en los últimos entrenamientos tuvimos que recurrir a la infiltración.

Infiltración que me quitó el dolor al instante y con la que he podido competir sin apenas molestias y tomarme unos dias post-mundial para relajarme y desconectar.

Este año, para nosotros es muy largo y seguro que muy duro, porque comienza las clasificaciones para los JJOO de Tokyo 2020 y tenemos muchas competiciones (Campeonato de Europa, Juego del Mediterraneo, Cto del Mundo… Aunque de estas, solo el Mundial el clasificatorio)

El campeonato de Europa, este año cae muy pronto, por lo que había que empezar a coger la forma rápido.

A mediados de diciembre comenzamos una pequeña pretemporada intentando preparar el cuerpo para que cuando comenzasen los entrenamientos fuertes mi cuerpo aguantase bien. Pero a principios de enero, cuando ya comenzamos la preparación, me volvió el dolor con el que había sufrido tanto en el mundial. Dolor con el que comienzo a entrenar, a pesar del bajón anímico que tengo.

Aun con las molestias y buscando recursos para poder llegar al campeonato de Europa, continúo los entrenamientos de la mejor forma posible y sin poder trabajar muchos de los ejercicios que requiere la halterofilia, como las sentadillas, las cuales consigo hacer 125/145 en series de 3 repeticiones (no se como lo hago, porque es un dolor que apenas me deja ni dormir).

Cuando comienzo con un tratamiento, algo agresivo para mi cadera, los dolores se acentuan y no soy capaz de reanudar los entrenamientos y los médicos me vuelven a decir:

La única opción es infiltrar.

Por lo tanto, toca sentarse con el cuerpo técnico y valorar las opciones. Aunque la decisión al final es personal y es la de no asistir a este Europeo.

El camino y los objetivos los tengo claros. Siempre nos encontraremos con alguna piedra que nos haga dudar, pero en tus manos está apartarla o chocar contra ella.

Después de toda la preparación para el mundial y la marca que ha salido, tengo la prioridad de curar bien la lesión y de trabajar con más cabeza que corazón.

Creo que ha sido una decisión difícil, pero es la mejor de todas las opciones que había.

Mañana se celebra el test pre-Europeo y después de muchos años me perderé uno, pero sé que es por un buen motivo y se que de esta saldré más fuerte. Viajaré de todos modos a Madrid, ya que se celebra el Campeonato de España de Técnica para los más pequeños de este deporte, donde llevamos a un levantador, y también aprovecharé para ver y animar a mis compañeros de selección en esta primera toma de contacto del año.

¡Espero que vosotros si hayáis empezado bien el año y que todo salga rodado en este 2018!

Os dejo una foto, de uno de los momentos más gratificantes de mi carrera, de la cual no me hace dudar nunca ni un ápice.

No me voy sin antes desear suerte y ánimo a todos los Olímpicos que están en Pyeongchang 2018!!!

+4
Pulsar para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncio

Entradas recientes

Anuncio
Anuncio

Más en Halterofilia

Colaboradores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies