Conecta con nosotros

Fútbol Sala

¡BUENOS AIRES 2018 !

Vive como la selección femenina de fútbol sala gano el bronce en los JJOO de la juventud desde dentro.

17 de Octubre de 2018. Emociones.

Llegó el día. Vamos a jugar por una medalla olímpica, el bronce.
Bolivia nos espera.
15:30, hora Argentina.

Todo parecía normal.

Antia Perez ESP shoots past goalkeeper Eunice Rojas BOL during the Futsal Women’s Bronze Medal Match between Bolivia and Spain at the Futsal Main Stadium, Tecnopolis Park. The Youth Olympic Games, Buenos Aires, Argentina, Wednesday 17th October 2018. Photo: Jed Leicester for OIS/IOC. Handout image supplied by OIS/IOC

Empieza el partido, gol de España, marca Noelia.
Éramos las claras dominantes del juego. Otro gol de España.

Seguimos generando ocasiones, llega el tercero.

Minuto 12; todo marchaba de cara, ocho a cero en el marcador.
No nos relajamos, seguimos apretando a Bolivia, queríamos más.

Hasta que llegó. Minuto 13:49; saque de banda a favor de España, Martita saca rápido, le devuelvo la pared, roba Bolivia. Salen a la contra por mano de su capitana.
Replegamos para intentar cortar la contra. Voy hacia el balón, piso con la pierna derecha a Gálvez y ahí, se para todo.
Fueron décimas de segundo. Noto que algo no acaba de ir bien, empiezo a gritar, a llorar, a desesperarme y a morirme de dolor, pienso que puede estar roto.

Entra la camilla, sigo llorando, y, cada vez, más impotencia.
Llego a la enfermería, y lo único que quería en ese momento era salir a la pista a ver a mis compañeras.

Después de 18 minutos muy largos ahí metida, me dan una noticia:
ERES MEDALLISTA OLÍMPICA !

No podía parar de llorar (emoción e impotencia). Fue entrar al vestuario y se avalanzaron sobre mi: abrazos, y un carro de emociones. Ninguna éramos consciente de lo que acabábamos de hacer, era un sueño, una nube.

Llegó la entrega de la ansiosa y dichosa medalla. Nos subimos al podium, y ahí, me derrumbo.
En mi cabeza no para de sonar “Eres consciente de lo que acabais de hacer?”

Día 18 por la mañana. Me levanto muy pronto, me voy a hacer una resonancia..

Efectivamente, se confirma a lo que más miedo le tenía:
Rotura total de ligamento cruzado anterior.

Vas, siempre, con un poco de esperanzas de que el pronóstico que tienes en tu cabeza cambie. Pero en efecto tenía que empezar a trabajar ya pensando en la recuperación.

Día 19, vuelta a casa.
Aeropuerto de Vigo. Ahí estaban, la familia de Carolina y la mía, esperándonos con pancartas, con globos, pero lo que más me marcó fueron las lágrimas en los ojos de ver “a sus campeonas”, es inmejorable.

Vuelta a la rutina.
Aquí empezó el mazazo más grande de todos: el momento en el que me empiezo a dar cuenta de la gravedad de mi lesión.

Dejando a un lado lo deportivo, voy a centrarme un poco en lo personal.
No veía luz a final del túnel. Mi recuperación estaba muy lejos. Todo era negativo.

Llegó el 8 de noviembre, la operación.
Nervios. Incertidumbre. Pero ya pasó, todo salió como lo esperado, ningún contratiempo.

Me dieron el alta. Ya estoy en casa.
Dolores. Más dolores.
Y volvió la impotencia.

A día de hoy, ya pasados tres meses desde que pasé por chapa y pintura, todo marcha muy bien, mejor de lo esperado (diría yo).
Fueros unos meses muy duros, en los que pensaba que no iba a salir de ese charco, pero ahora mismo:
Ligamento cruzado anterior 1-2 Antía !

Pulsar para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Fútbol Sala

Colaboradores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies